Categorías

23 de febrero de 2024

revistaalmas.com

Lee desde otra perspectiva

Las causas que impiden una vida sexual feliz

“En todo encuentro erótico hay un personaje invisible y siempre activo: la imaginación”. – Octavio Paz.

El Psicoterapeuta, escritor del libro La insoportable pesadez de la sexualidad: técnicas que ayudan a tener una vida sexual sana y feliz (Sin traducción al español), entre otros otros escritos sobre las relaciones familiares, Ayavar Cem Keçe,  expone una serie de conceptos sobre la sexualidad. Su objetivo es que las personas observen ciertas conductas que podrían llevar a la falta de satisfacción, y finalmente al fracaso de las relaciones.

La falta de concentración

La mayoría de las veces, no poder concentrarse completamente en la conexión durante las relaciones íntimas genera problemas sexuales. Por este motivo, es necesario dejar todos los pensamientos fuera del dormitorio a la hora de hacer el amor. Para una vida sexual feliz, es necesario “ir a la cama desnudo”. Cuando se trata de ir a la cama desnudo, puede que le venga a la mente desvestirse. No se trata solo de ir a la cama sin ropa, sino de dejar los pensamientos negativos fuera del dormitorio.

Enfocarse en cuerpo y alma

Las relaciones sexuales son un momento muy especial que comparten hombres y mujeres. Lo importante es vivir la sexualidad a plenitud, dure lo que dure, concentrarse en la acción, estar ahí con el alma y el cuerpo. Porque la sexualidad no es solo un acto corporal, es un acto muy especial entre dos personas que se aman y se deseanEn la sexualidad tiene un lugar importante la psicología de la persona: su estado de ánimo actual, si tiene sentimientos y pensamientos negativos sobre la sexualidad, el amor de la persona por sí misma y por su cuerpo, sus sentimientos hacia su pareja o la actitud de la pareja en la relación. La persona que se acuesta pensando en todo esto no obtiene placer del sexo. Por eso, a la hora de tener relaciones sexuales, es necesario pensar solo en cosas positivas, apagar el cerebro y enfocarse solo en los buenos momentos que se van a pasar con la pareja.

Al igual que entrar al baño quitándose la ropa, es beneficioso irse a la cama a hacer el amor deshaciéndose de los pensamientos negativos. Así como el cuerpo no se limpia, no se relaja y solo se humedece al ducharse con ropa, al entrar a la cama con pensamientos negativos, la persona no puede enfocarse en el placer de tocar y hacer el amor, solo se produce la unión pene-vagina. Esto puede conducir a la formación y continuidad de problemas sexuales.

Apagar el cerebro durante la relación sexual

Motivos como sentimientos y pensamientos negativos sobre la sexualidad, no poder apagar el cerebro durante las relaciones sexuales, verse como un espectador externo, no poder dejarse llevar, pueden causar problemas de erección y eyaculación precoz en los hombres, incapacidad para tener el orgasmo en las mujeres y la desgana sexual con el tiempo. En lugar de centrarse en el momento y tratar de disfrutar el momento durante las relaciones sexuales, las mujeres a menudo piensan en cómo se ven, cómo huelen, si sus cuerpos están lo suficientemente limpios o si sus parejas las encuentran atractivas.

Pueden pensar en diferentes cuestiones y tales pensamientos pueden impedir el orgasmo. Los hombres también se enfocan en su desempeño en lugar del placer durante las relaciones sexuales, lo que también puede causar disfunción eréctil o eyaculación precoz.