Categorías

7 de mayo de 2021

revistaalmas.com

Lee desde otra perspectiva

Marcelo Gallardo

Exitoso técnico

Claves del éxito de Marcelo Gallardo

Tras siete años ininterrumpidos como técnico del Millonario Marcelo Gallardo logra el décimo segundo título, esta vez la Supercopa Argentina. A veces el éxito se da en un momento determinado y relacionado con circunstancias que lo impulsan, pero en el caso de este entrenador se observa que el éxito es casi una constante.
Claves del éxito de Marcelo Gallardo

¿Pero cuáles son las claves del éxito del técnico?

El entrenador habló antes y después de finalizado el encuentro en el que River ganó 5 a 0 a Racing Club de Avellaneda. De sus palabras, que de alguna manera siempre en esencia están en todas sus entrevistas o conferencias de prensa, surgen una serie de ideas claves que pueden dar respuesta al porqué el éxito tiene una continuidad que no siempre se da a través del tiempo. De ahí podemos puntualizar que Marcelo Gallardo convence y logra:

Generar una energía colectiva positiva entre todos los integrantes que potencia la conexión en el juego a pesar de los intentos del adversario para desconectar esos circuitos. Hoy se sabe a ciencia cierta que la acción que mejora las relaciones es la cooperación (Gregg Braden), y esta genera una energía que favorece nuestras conexiones. Al respecto el entrenador dijo que “Ellos iban a tratar de saltear las líneas, de tenernos largos en el partido y que no entráramos en las conexiones de juego. Racing creyéndose que por ahí jugarnos de igual a igual iba a tener alguna consecuencia y nos adaptamos.”  Aunque todos los equipos trabajan constantemente la cooperación y las conexiones de juego, Gallardo observa atentamente a cada uno de sus dirigidos para identificar quién está en mejores condiciones para cumplir acabadamente con su idea de juego, pero también la energía, la ambición que a través del esfuerzo y la concentración ya demostró el jugador en los entrenamientos.

Festejos después del gran triunfo

*Mantener el espíritu ganador después de una derrota.

Después de haber quedado en la puerta de varias competencias importantes, jugar con el mismo espíritu tiene mucho valor. Además, representar una idea de juego cuando no ganás y que esa idea se siga destacando, hace que cuando se triunfa se sienta un alivio” dijo después del título ganado. Tiene que ver con el poder del convencimiento que logra en cada uno de sus dirigidos. Cuando una persona tiene clara una idea y está seguro de su efectividad, puede al transmitirla al punto que el otro no tiene dudas y seguirá intentándolo con el mismo convencimiento una y otra vez.

*No traicionar jamás la idea, la identidad más allá de los cambios o adversidades que se produzcan en el entorno.

En otro tramo de la entrevista con un medio, dijo el objetivo es “representar una forma de fútbol que al hincha le agrade y se sienta identificado. Hemos ido mutando con el paso del tiempo, nos hemos ido adaptando a distintas circunstancias, distintos momentos, con distintos futbolistas y seguimos intentando representar una idea, a veces se puede y a veces no, pero lo importante es no traicionar y, que los jugadores tomen la idea como propia”. En este sentido, por un lado, los mercados de pases se llevan casi siempre a los que mejor han evolucionado en la calidad de juego individual, y cada futbolista quiere dar el salto que le permita la tranquilidad económica, teniendo en cuenta que profesionalmente deben retirarse muy jóvenes, por otro aparecen otras cuestiones como un número no previsto de lesionados o cambios a nivel dirigencial. Rara vez circunstancias extraordinarias a nivel internacional, como es el caso de la pandemia. Pero todas estas situaciones requieren de perseverancia para, una y otra vez, identificar a aquellos que sean más capaces de seguir su juego.

*Demostrar en cada desafío que lo que hacen los identifica.

En otro momento expresó que, “es importante no caer, no relajarse, seguir teniendo desafíos que nos indican que lo que hacemos es lo que nos identifica”. El motor deja de ser el triunfo en sí mismo y el enfoque esta puesto en algo más profundo, más estimulante, que es la identidad, el “ser”. Las expresiones “a lo River” o “a lo Boca” indican la importancia del ser y Gallardo supo crear una idea de juego con la que el jugador y la gente se siente totalmente identificada.  El hincha dejará al azar la derrota, el empate o la victoria; pero en ninguno de estos casos se sentirá satisfecho al finalizar los encuentros si su equipo no hace lo que se espera que debe hacer en una cancha.

*Seguir, siempre seguir sin bajar los brazos más allá de cualquier situación.

Donde muchos ponen excusas Marcelo cree en que allí está el desafío. “Como a veces cuesta mucho, hay momentos en que sentís que puede haber un freno, sobre todo en nuestro país, con nuestra situación, con los problemas no solamente sociales sino también económicos que son muy importantes y a veces tenés que adecuarte a esas circunstancias, sin embargo, se debe seguir, seguir intentándolo, más allá de cualquier situación. Este enfoque tiene mucho valor para mí, para los dirigentes, para los jugadores y la gente lo reconoce, los otros saben a qué juega River.”  Esta actitud quizás sea, en este técnico, una filosofía de vida como el mismo lo expresó en la conferencia previa al partido “Algunos tienen la habilidad y la creatividad para, en determinadas situaciones, generar ideas para ir hacia adelante y no estancarse.  Yo soy el que en las adversidades suele ir para adelante pensando, de qué manera, más allá de lo que atravesamos, de todo lo que nos puede pasar, trato de ver por dónde podemos salir y tengo inquietudes, ideas para desarrollar o cambiar de opinión”. Esta mirada es muy actual, y creen muchos expertos que el mundo que viene necesitará que la gente todo el tiempo pueda reinventarse, crear, ver oportunidades ahí donde todos sienten que ya no hay posibilidades de salir adelante. Los jóvenes de la cantera de River hoy son unos privilegiados porque quien puede quedarse con esta enseñanza de vida a tan corta edad es capaz de enfrentar los desafíos, levantase de las derrotas con otra mentalidad y volver a empezar una y otra vez.

*Mantener la armonía entre todos los integrantes que pertenecen al club.

La actitud de los jugadores que se colocaron la camiseta de sus compañeros, que no estaban presentes por lesiones, fue una demostración de la conexión que existe entre todos, de la circulación de la energía que empodera a este equipo. “Tiene que ver con el espíritu de grupo que somos, una gran familia donde realmente hay una armonía y una energía muy importante entre jugadores y el cuerpo técnico, colaboradores, dirigentes. Eso se ve representado y reflejado aquí.” Este aspecto tan importante es destacado por el entrenador y no es un tema menor. La armonía cuando es tan bien entendida como energía es uno de los recursos por el que logran un equipo tan poderoso. Pueden jugarle de igual a igual, pero hay algo más que se presenta como una fortaleza que indica que solo con jugarles de igual a igual no alcanza. El técnico rescata esa armonía que le da la energía que circula entre todos los que pertenecen al club, sobre todo los que están profundamente comprometidos por su pasión por la camiseta.

*Observar a cada uno de sus jugadores para elegir el que mejor se acople a la idea base del juego.

Los mejores jugadores del partido

Esta clave está enlazada con la anterior. Porque la elección llega cuando el jugador, además de su habilidad y su talento natural, puede entender en qué consiste esa idea de juego, cuando puede comprender hasta dónde debe esforzarse por la conexión y la armonía del equipo. Por eso el mismo Gallardo cree que los chicos maduran más tarde, y es porque los jóvenes no alcanzan a comprender esto. A veces, por necesidad los pone en  la cancha y es ahí cuando lo que él llama “la falta de madurez” se pone en evidencia.

*Ser humilde a pesar de ser mentor de todo lo que se genera.

Cuando se le preguntó por la tercera nominación a Mejor Técnico dijo “ El reconocimiento al entrenador se lo da el equipo que lo representa, el equipo representa al entrenador, al hincha, el reconocimiento personal es el último en la fila, me interesa que el equipo pueda destacarse, si tiene la misma energía, si tiene la misma ambición, si tenemos ese espíritu que hay que tener para seguir, seguir y seguir, eso uno lo transmite, pero sin los jugadores el entrenador no puede hacer nada, si no tenés la complicidad de los futbolistas para ir hacia adelante, para exigirlo y que sean exigidos, que lo acepten bien, de buena manera, no hay ninguna posibilidad. Yo tengo un grupo de jugadores que viene siendo exigido hace un tiempo y que sigue tirando del carro hacia adelante. Ahora esperemos que los que se sumen se acoplen lo más rápido posible para seguir yendo para adelante.”  Son palabras que se pueden entender desde la humildad porque el secreto, en este caso, no solo es tener claro en la mente el sistema de juego que se desea, la energía que debe circular y la ambición que no debe nunca disminuir; sino también la capacidad de saber transmitir todo esto para que sea absorbido por la mente y el corazón del dirigido.

*No perder la pasión que surge del talento natural.

En la conferencia de prensa anterior a la final en Santiago del Estero dijo, “el fútbol se debe vivir de forma apasionada, que no se pierda la pasión, aunque hoy existan otras distracciones”.

Es como vive él mismo su talento, con pasión. Es otra gran enseñanza para la vida. Más allá de todas las distracciones que puedan interponerse, todo lo que se hace con pasión no solo tiene otro aliciente para el espectador, sino que además es de más calidad, porque siempre la persona busca la mejor versión de sí mismo o de lo que hace. Y, lo más importante, la pasión por lo que se hace es parte o es la felicidad misma.

claves del exito de Marcelo Gallardo