Categorías

12 de julio de 2024

revistaalmas.com

Lee desde otra perspectiva

La empresa con “El mejor dulce de leche respostero del país”.

En Urdinarrain, una ciudad que ha crecido junto a numerosos emprendimientos.
“La Pequeña”, inscripta en SENASA como “La Chiquita”, pero enorme en su desempeño, en el compromiso con la fabricación de productos regionales de calidad.

Sobre la Ruta Provincial N° 20, en el km 56, se ubica “La Pequeña”, esta próspera empresa láctea que desde hace unos años se encuentra a cargo del joven matrimonio constituido por Alexiana Wagner y Ricardo Surraco, tercera generación de este emprendimiento familiar.

En nuestra visita, pudimos conversar con Alexiana, quien gentilmente nos recibió, y nos refirió que Lácteos “La Pequeña” inició su recorrido en los años 90, cuando para revalorizar la leche, surgió la posibilidad de producir quesos. En un principio, esta empresa se asoció con una empresa de la ciudad de Galarza y así, en 1991, surgió la primera elaboración de quesos, que se vendieron en la zona. Con 376 litros de leche, se fabricaron 116 quesitos.

Miembros de la empresa familiar, Alexiana Wagner, junto a su esposo e hija,  y sus padres.

“Desde el tambo del abuelo…”

Como manifestamos anteriormente, es esta la tercera generación de una familia que desde hace muchísimos años se dedica al ganado bovino. Los primeros miembros de la familia se dedicaban al tambo, es decir, a la producción de leche, a partir de la cría de razas especializadas.

Actualmente, Alexiana, nieta del matrimonio fundador de la empresa, se ocupa de la parte administrativa, y su esposo, Ricardo, de la distribución de los productos; no obstante, como en  toda empresa familiar, cada integrante puede llegar a cubrir varios roles.

La raza predominante en los tambos de nuestro país es la Holando-Argentina, ya que se adapta muy bien a los suelos de la región.

Los productos se comercializan, principalmente, en Gualeguaychú, Concepción del Uruguay, Villaguay, San José, Caseros, Basavilbaso, Larroque y Rosario del Tala, entre otras localidades de la región. Y a través de una Tienda Nube, en varias provincias de nuestro país, entre ellas Buenos Aires, Córdoba, Misiones, Salta, Ushuaia.

Junto a la fábrica, el salón de ventas, que exhibe las diferentes variedades de dulce de leche, queso y yogur.

Un emprendimiento que no se detiene

Con el paso del tiempo, la entidad fue creciendo, la demanda de sus productos fue superior, y se hizo necesaria la adquisición de nuevos insumos, y la incorporación de nuevas instalaciones, principalmente en relación con los avances de la tecnología. El esfuerzo se duplicó, y se fue sumando personal.

“Las semillas de la grandeza se plantan en la rutina diaria”.
 
(Adam Grant)

El emprendimiento familiar en el que Alexiana y Ricardo trabajan junto a cuatro empleados de quesería, dos en tambo y uno en chanchería.

Fueron llegando los reconocimientos

En 2023, la empresa fue invitada a participar del Primer Concurso Nacional de Quesos, Manteca y Dulce de Leche, en la ciudad de Villa María, Córdoba, con la presencia de emprendedores de varias provincias. Este concurso contó con el apoyo del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI).

La decisión de concurrir -nos contaba Alexiana- se relacionó con la posibilidad de una evaluación objetiva, a cargo de un jurado internacional; a ellos les pareció oportuno saber cómo estaba posicionada la producción de “La Pequeña”. Enviaron las muestras de dulce de leche familiar y de dulce de leche repostero. Y la recompensa a todo el esfuerzo llegó con la obtención del premio al Mejor Dulce de Leche Repostero del país, un merecido reconocimiento, que ponía en valor la calidad del producto, y a su vez, se constituía en un aliciente para seguir con la tarea proyectada.

“Las historias de las personas exitosas nos enseñan que los obstáculos y las luchas son los escalones para el éxito”.
 
(Michal Stawicki)

Mejor Dulce de Leche Repostero, la satisfacción de ver el valor de las empresas lácteas dentro de las economías regionales.

Aclaramos que el nivel técnico de este concurso constituye una garantía de excelencia de la evaluación, a partir de la cual los productos premiados adquieren promoción y reconocimiento.

“Una fórmula natural, un dulce de leche artesanal, con receta tradicional”

Con estas expresiones del subtítulo, nos describe Alexiana su producción. Continuó el trabajo y la dedicación, y nuevamente un galardón. En este 2024, “La Pequeña” obtiene el Premio al Mejor Dulce de Leche Repostero, en el ilustre Certamen Todo Láctea, lo que confirma su prestigio como productores lácteos en la provincia y en el país. En este caso, el evento se desarrolló en la ciudad de San Francisco, Córdoba, con un elevado número de expositores, nacionales e internacionales.

Un dulce de leche artesanal, con ingredientes naturales, en su justa proporción

Cabe destacar que estos acontecimientos, más allá del concurso, generan un espacio de encuentro e intercambio, ya que se reúnen personas con afinidades e intereses comunes, y seguramente se comparten ideas y conceptos.

“Para vivir una vida plena, necesitamos seguir creando cosas en nuestras vidas. Sin sueños y metas no existe la vida”.
 
(Mark Twain)

Una trayectoria que amerita un nuevo premio, fruto de un trabajo acorde a las exigencias de las demandas del mercado actual.

Difusión de la historia y del trabajo cotidiano de la empresa

Indudablemente las premiaciones a nivel nacional derivan en un reconocimiento que trasciende su lugar, por lo que llegó un tiempo de entrevistas y presencia en la empresa de programas televisivos de medios provinciales y nacionales.

            Recordemos también que esta PYME organiza visitas guiadas, en las que sus dueños le cuentan al público lo inherente a su historia, y al proceso de producción de los diferentes lácteos. A quienes estén interesados en asistir, se pueden contactar a través de Whatsapp: 343-4674815; o de las redes sociales: @lacteoslapequena

“La clave del éxito es la perseverancia”

El compromiso de Alexiana y Ricardo en la producción artesanal de lácteos ha sido fundamental para el crecimiento de la empresa; trabajan ellos de manera incansable y de forma permanente día a día para perfeccionar los productos, y han logrado, más allá de las premiaciones, hacer grande a la empresa, en calidad y en sabor, además de contribuir con el crecimiento de la industria láctea en la provincia. Tampoco podemos dejar de mencionar la agradable atención, y la humildad con que difunden su trabajo.

Texto y fotografías: Prof. Nélida Claudina Delfin.