Categorías

12 de julio de 2024

revistaalmas.com

Lee desde otra perspectiva

Con el paso del primer tren, Urdinarrain

Una ciudad que transmite la paz y la belleza de su entorno

Hacia el sur de la provincia de Entre Ríos, junto a la Ruta Provincial N° 20, a 60 km de la ciudad de Gualeguaychú, a 240 km de Paraná, ciudad capital de Entre Ríos, y también a 240 km de Concordia, rodeada de una exuberante vegetación, se halla la ciudad de Urdinarrain.

Tributo a la ciudad, en el predio del Complejo La Estación, en tonos que identifican a nuestra bandera en su día. Imagen del 20 de junio de 2024.

Una ciudad que luce sus raíces

Es hoy una ciudad pujante y atractiva, que cuenta con algo más de 10000 habitantes; que vive de la producción agrícola, ganadera, vitivinícola, y de la fabricación de productos regionales y de artesanías.

“Fomentar la agricultura, animar la industria y proteger el comercio son los tres importantes objetos que deben ocupar la atención”.
 
(Manuel Belgrano)

“Tierra, Hombre, Trabajo, Fuente Inagotable de Riqueza”, palabras que expresan el reconocimiento “Al Trabajador de la Tierra de Todos los Tiempos”, junto a una obra escultórica que lo representa, en el Museo Regional Agrícola.

Con atisbos de pueblo, un pueblo que ha sabido conservar, poner en valor y difundir su historia, su cultura, su producción, posee cuatro museos que nos introducen en ese mundo urdinarrainense tan peculiar, un circuito autoguiado, plazas, parques, playas, y un sinfín de lugares para conocer y disfrutar.

Complejo La Estación. En la vieja estación del ferrocarril, que atesora miles de historias de un tiempo prestigioso y memorable, se erige esta entidad cultural, que suma innumerables anécdotas de la vida cotidiana de Urdinarrain, desde su fundación.

Entre los ocho mejores destinos turísticos argentinos

Con orgullo expresamos que Urdinarrain se encuentra seleccionada entre los ocho pueblos turísticos argentinos que participan en la cuarta edición del Best Tourism Villages, una iniciativa impulsada por ONU Turismo, cuyo objetivo es reconocer a aquellas localidades que transmitan sus valores a través del turismo. Algo que plenamente pudimos percibir en nuestra visita a la ciudad.

Entre los requisitos para la postulación, las localidades no debían superar los 15000 habitantes; tanto el paisaje natural como el cultural debía estar vinculado a un entorno rural y a un estilo de vida propio de la región, puesto en valor turístico.

“Hay lugares que despiertan admiración; hay otros que se mueven y en los que a uno le gustaría vivir”.
 
(Jean de La Bruyère)

Certificación de la Subsecretaría de Turismo de Nación que acredita la selección de la ciudad para participar en la cuarta edición del Best Tourism Villages, ONU Turismo. Mayo 2024.

Un tren que determinó la fundación de un pueblo

El primer tren pasó el 23 de septiembre de 1890. Hombres y mujeres que provenían de tierras lejanas contribuyeron con la formación de un poblado que no ha dejado de crecer.

Fueron las antiguas villas, Villa Mitre y Villa Florida, sobre ambas márgenes de las vías, las que se fusionaron en Villa Echagüe. Pero como ya había en la provincia una estación de trenes que se llamaba “Gobernador Echagüe”, se generaban confusiones. Por esto, autoridades y vecinos solicitaron al entonces Gobernador Parera que tanto la estación como el poblado se llamaran Urdinarrain, corría el año 1908.

“El ferrocarril no es solo un medio de transporte, sino también un factor de desarrollo y progreso”.

(Raúl Scalabrini Ortiz)

Con mucha alegría los rostros contentos, aunque se luchaba a pico y candil”. (Víctor Osvaldo Klos). Versos que manifiestan cuánto se trabajaba, sin embargo todo era felicidad ante tantos logros que se dieron a partir de la presencia del tren.

Manuel Antonio Urdinarrain, el hombre que da su nombre a la localidad

Manuel Antonio Urdinarrain nació en Concepción del Uruguay en el año 1800. Trabajó junto al General Justo José de Urquiza. Estuvo en 1851, cuando este redactó el Pronunciamiento, en rebelión al gobierno de Juan Manuel de Rosas; como así también en el Ejército Grande, al mando de una división de caballería, durante la batalla de Caseros, cuando Urquiza venció a Rosas, en el año 1852.

Complejo La Estación: Homenaje a Manuel Antonio Urdinarrain, septiembre de 2022.

Recordemos que fue quien trasladó a los habitantes de Mandisoví -primer asentamiento de Federación- al lugar que se convirtiera en la Vieja Federación. Fue un eficaz colaborador en diversos proyectos, como la fundación del Colegio de Concepción del Uruguay, y la construcción del templo de la Inmaculada Concepción. Fue diputado provincial; presidente de la Convención Constituyente que sancionó, en 1860, la Constitución de Entre Ríos; y gobernador interino, en 1861, cuando el Gral. Urquiza fue a luchar a Pavón.

Falleció en la ciudad de Buenos Aires en el año 1869.

Complejo “La Estación”

En primer lugar, queremos destacar la amabilidad y gentileza con que nos recibió y acompañó, en el Complejo La Estación, un grupo de personas que con un enorme compromiso trabaja para rescatar, conservar y transmitir ese riquísimo patrimonio cultural con que Urdinarrain cuenta. Un patrimonio que conlleva su historia, una historia que enorgullece a estos urdinarrainenses, que con gran predisposición la muestran en objetos del mundo cotidiano, en obras de arte, en la descripción de personas que han contribuido con la grandeza de la ciudad, en el relato de diversos hechos y episodios.

Ellos son: Stella Okon –directora de Cultura y Turismo de la Municipalidad de Urdinarrain-, los Técnicos en Turismo Andrea Espósito, Rubén Aguilar, y María de los Ángeles Olivi.

Complejo La Estación. Ha sido declarado Patrimonio Histórico Arquitectónico de Entre Ríos, por Decreto 6676 del año 2003.

El predio consta de siete hectáreas y comprende el Museo Regional Histórico, el Museo Rural de Carruajes, el Museo Regional Agrícola, y un Espacio de Exposición para Artesanos.

            Además, se dictan en este espacio cultural talleres para niños, jóvenes y adultos, de distintos deportes, de escritura, de artesanías, de pintura, de instrumentos musicales, coro, danzas folclóricas, tango, teatro.

“Engrandecerás a tu pueblo, no elevando los tejados de sus viviendas, sino las almas de sus habitantes”.
 
(Epícteto)

Museo Regional Histórico

El tren de pasajeros circuló hasta 1993, año de cierre del ramal. Al año siguiente, el lugar fue restaurado, y se trasladó allí el museo que, en sus comienzos, había funcionado en el antiguo salón de la usina eléctrica.

Sala del Ferrocarril. Réplica de la boletería donde se adquirían pasajes para “El Gran Capitán”, un servicio del Ferrocarril General Urquiza, que pasaba por diversas ciudades de las provincias de Buenos Aires, Entre Ríos, Corrientes y Misiones.

“Recogió del pueblo su aplauso incesante,
De pena y sollozo se pobló el andén.
Y con su silbato lloroso y distante,
Se perdió en la noche EL ÚLTIMO TREN”.

 
(Víctor Osvaldo Klos)

Tuvo su origen esta institución a partir de la iniciativa de un grupo de vecinos que decidieron recuperar la historia de la ciudad y comenzaron así a reunir objetos que reflejaran sus raíces. Este proyecto surgió durante la celebración del centenario de Urdinarrain, en 1990.

            Posee actualmente el museo ocho salas de exposición, y un galpón que ha sido reacondicionado, y en cuyo interior se exponen artesanías regionales. Vamos presentando imágenes que descubrimos en los diferentes sectores.

Sala Música. Guitarra de Atahualpa Yupanqui, quien residió algunos años en Urdinarrain, y  trabajó en los galpones de Casa Goldaracena.  En 1931 nació allí su hija mayor, Alicia.
Sala de las Décadas. Retrato de Susana Buschiazzo de Olivera, primera maestra con título, oriunda de Urdinarrain.
Sala Salud. Mueble de una antigua botica de la ciudad, e instrumentos de farmacia, de laboratorio, y de odontología.
Sala de Restos Fósiles. Se observan restos fósiles de mamíferos encontrados en el tramo sur del río Gualeguay, de la megafauna típica del Pleistoceno (era geológica que pertenece al período Cuaternario).

Galpón del Museo

Mucho por ver y apreciar también en este recinto. Elegimos dos imágenes que son representativas del cine y de la música de una época.

Vitrola RCA Víctor. Año 1930.
Proyector del Cine “9 de Julio”, de 1920. Funcionaba con un sistema manual de linterna a electrodos.

Paseo de las Farolas

También en el predio del Complejo La Estación. En él se realizan el Paseo de Artesanos, las actividades relacionadas con los Jardines de Infantes; y se utiliza como escenario para diferentes eventos, con decorado y ambientación adecuada.

Paseo de las Farolas, un espacio que une dos sectores importantes de la ciudad.

Museo Rural de Carruajes

            Esta entidad cultural fue inaugurada en el año 2018, con el propósito de -al igual que el Museo Regional Histórico- conservar el patrimonio histórico de Urdinarrain, ya que se encuentran en él varios carruajes que alguna vez se los vio circular por las calles de la ciudad, como así también múltiples instrumentos de labranza del área rural, de las tareas agrícolas y ganaderas que con tanto ahínco desempeñaron aquellos primeros habitantes que pisaron suelo urdinarrainense. En este caso, también seleccionamos imágenes para compartir con nuestros lectores.

Ford T, año 1927. El modelo que revolucionó la industria había aparecido en 1908. Cinco años más tarde implementó Henry Ford la fabricación en línea de este vehículo.
Carruaje Americano. Vehículo liviano, con buena suspensión, que consta de un solo asiento para dos o tres pasajeros.
Sulky “Tigre”, veloz, liviano, finas líneas de caja, ruedas engomadas con rallos de alambre, en cuyas tazas se puede ver la letra T de “Tigre”; importado de Estados Unidos, a fines de 1800.

“Movilizar recuerdos. Guardar la historia. Permanecer en el tiempo venidero”.
 
(Miguel Julio Neira).

Museo Regional Agrícola

Es un museo al aire libre, inaugurado en 1990. Cuenta con maquinarias agrícolas que datan de finales del siglo XIX, utilizadas por inmigrantes, que han sido los pioneros en los trabajos rurales. Exponemos fotografías de algunas de ellas.

Cosechadora Massey Harris – Año 1930. (Gentileza Complejo La Estación).
Tractor Case – Año 1888. (Gentileza Complejo La Estación).
Tractor IAME Pampa – Año 1952.
Arado de dos surcos.

Homenaje a Luis Jeannot Sueyro, “el curita gaucho”

La Federación Agraria Argentina colocó una obra escultórica en homenaje al Padre Luis Jeannot Sueyro, en la rotonda ubicada entre calles Leandro N. Alem y Boulevard San Martín, frente al Museo Regional Agrícola, en el marco de los festejos de su centenario, el día 15 de agosto de 2012.

Sacerdote y poeta, Luis Jeannot Sueyro nació el 20 de noviembre de 1917 en una chacra del Gualeyán. Hijo de inmigrantes, fue ordenado sacerdote en 1942. Sus poemas fueron recopilados y publicados en un libro que se tituló “Los versos del cura gaucho”. De ellos él decía que eran “un vehículo para llegar a Dios”. En 1982, cuando los jóvenes soldados marcharon al sur para combatir en Malvinas, el cura gaucho los acompañó y les ofreció su apoyo espiritual. Falleció el día 30 de julio de 2008, en la ciudad de Gualeguaychú. Según información que hemos hallado en diferentes medios, la tarea pastoral del Pbro. Luis Jeannot Sueyro ha dejado una huella imborrable en la localidad. Aun cuando su edad era avanzada, él continuaba visitando enfermos, recorría zonas rurales y capillas que habían sido construidas a través de sus gestiones, auxiliaba a cuanta persona lo necesitaba. 

“A su socio vitalicio, defensor de la tierra y la familia chacarera, con gratitud”, expresa una placa en reconocimiento a la labor del sacerdote en la comunidad, durante más de 60 años.

Les dejamos un poema del Padre Jeannot Sueyro

Darse  Pbro. Luis Jeannot Sueyro

Debes darte a la vida sencillamente, como

la flor da su perfume y el astro da su luz.

No te reserves nada: hay más grandeza y gozo

en dar que en recibir, como dijo Jesús.

Y como Él se entregaba, te entregarás tú mismo.

Izarán tus banderas, seguirán tu ideal…

Pero el grano de trigo, por dar la vida, muere;

por encarnar tus sueños te crucificarán.

¿Qué importa ser laguna si albergas una estrella?

¿Qué importa ser de barro si brotas una flor?

Brinda a todos efluvios del tesoro infinito.

Muere brotando Cielo y reflejando a Dios.

No quiero yo en mi tumba, ni mármol ni cipreses,

sino la tierra madre y el árbol de la Cruz.

La horizontal, son brazos que tiendo a mis hermanos,

la vertical, son alas que tiendo hacia Jesús…

Para finalizar…

Recorremos Urdinarrain y comprobamos que no terminamos de conocer siquiera una porción de todo lo que la ciudad nos ofrece. Constituye una fuente inagotable de manifestaciones culturales y de producciones en las más diversas dimensiones; sumado a ello, la cordialidad de su gente, y la calma que su paisaje irradia.

Nos queda una segunda parte de esta ciudad, para mostrar a nuestros lectores algo más de lo mucho que nos ha brindado.

Agradecimientos: Al Personal de Cultura y Turismo de la Municipalidad de Urdinarrain, a su directora, Sra. Stella Okon, y a los Técnicos en Turismo Andrea Espósito, Rubén Aguilar, y María de los Ángeles Olivi; a las Profesoras Gabriela Guerrero y Dolores Cerfoglio, por su predisposición y acompañamiento.

Texto y fotografías: Prof. Nélida Claudina Delfin.