Categorías

18 de junio de 2024

revistaalmas.com

Lee desde otra perspectiva

“Allí aprendimos a mirar al cielo…”

La Educación Rural garantiza la formación académica de niños y jóvenes que habitan en áreas rurales y les brinda la posibilidad de permanecer en el contexto familiar mientras cursan los diferentes niveles de estudio. Pensar la escuela rural requiere tomar en consideración el área geográfica en que se ubica, y los educadores y educandos que protagonizan el proceso.
Arroyo Mandisoví, perteneciente a la cuenca hidrográfica del río Uruguay.
Imagen que nos anuncia el acercamiento a la colonia homónima.

Esta institución suele constituirse en un lugar de referencia en sus comunidades, en emblema de la infancia y adolescencia; y en varias localidades es prácticamente el único espacio en el que sus habitantes tienen acceso al mundo de la cultura.

Visitamos la Escuela N° 25 “Carlos Guido Spano”, Colonia Mandisoví – Departamento Federación        

Camino de acceso que conduce a una de tantas instituciones educativas rurales,
la Escuela N° 25 “Carlos Guido Spano”.

Marco legal y algunos conceptos para entender la ruralidad    

Según la Ley Nacional de Educación N° 26.206/06, las propuestas pedagógicas tendrán la flexibilidad para adecuarse a la identidad cultural y a la actividad productiva de la región.

Aulas plurigrados, cargos itinerantes, grupos multiedad, son algunas de las particularidades que definen esta modalidad educativa.

            Cabe mencionar que las estrategias docentes dan respuesta a las exigencias diversas a través de un conjunto de acciones, en relación con un grupo de alumnos particular y un contenido a enseñar. Alumnos cuyas historias se enmarcan en un determinado entorno, familiar, social y geográfico.

En conexión con estos conceptos, y teniendo en cuenta que la educación es un proceso que se da entre el sujeto y la realidad, y que el docente planteará situaciones que promuevan la construcción del conocimiento por parte de los estudiantes, consideramos que el ámbito rural ofrece un mayor contacto con la naturaleza, con las variaciones climáticas, con la pertenencia a una comunidad pequeña, en la que la mayoría de sus miembros se conocen; por lo que se trata de herramientas que les permitan un acercamiento a las tareas específicas del mundo rural, como la observación del clima, los beneficios y los obstáculos que genera la lluvia, la elaboración de huertas, el cuidado de los jardines, la cría de animales, entre otras.

Y respecto de la formación en valores, se pueden analizar actitudes de cooperación y solidaridad, debido a los vínculos que se pueden establecer entre vecinos que comparten este contexto; y responsabilidad ante el cuidado y protección de sus espacios.

“Ser maestra rural es palpitar la argentinidad ante la belleza de cada realidad geográfica, es querer la historia, amar el paisaje, respetar a la gente de cada lugar”.

(Amalia Celia Troncoso de Scatena)

Todo esto define una persona comprometida con su localidad en tres dimensiones: natural, cultural y social, a partir de sus habilidades cognitivas, afectivas y sociales.

La Escuela Primaria N° 25 “Carlos Guido Spano”

Con el fin de interiorizarnos en la realidad de una escuela rural, nos acercamos a la Escuela N° 25 “Carlos Guido Spano”, que se encuentra en Colonia Mandisoví, departamento de Federación. La distancia entre el acceso a la localidad desde la Autovía 14  y la escuela es de 8 km, aproximadamente.

Fue creado este establecimiento escolar en el año 1924. Al finalizar el nivel primario, los adolescentes tienen la opción de concurrir a la Escuela Secundaria N° 8 “Gral. Pascual Pringles”, en Colonia Racedo, localidad que se encuentra a unos 20 km, estimativamente.

Con amabilidad y alegría nos recibieron; en primer lugar, la docente a cargo del nivel inicial, Sra. Carolina Quiroz. Y posteriormente, la directora de la escuela, Sra. Silvia Lena, quien llevaba a cabo su clase y enseguida nos invitó a compartir un momento, junto a sus pequeños alumnos, quienes con enorme entusiasmo dibujaban animalitos, que habían observado en una propiedad vecina, y con mucho afán se empeñaban en mostrarnos sus producciones. De inmediato se generó una charla interesante y amena con el grupo, en la que todos querían participar.

Directora y Maestra de plurigrado, Silvia Lena, junto a los alumnos que habían asistido
el día 06 de junio del presente ciclo lectivo.

Eximia tarea

Con orgullo nos describió Silvia su labor. Al contar con solo doce alumnos, se trata de una escuela de personal único, por lo que su rol es de directora con plurigrado a cargo. Cuenta también con una docente para el nivel inicial, que es itinerante, es decir, que comparte su tarea con otra institución. Al no haber personal de maestranza, es responsable, además de la limpieza del edificio escolar, trabajo que, nos comentaba, en ocasiones es compartido con algunos padres de los chicos, que se acercan a colaborar.

Ideario Institucional

Respecto de lo pedagógico, la docente nos refiere que la institución propone una educación integral, que apunte a la formación académica de los estudiantes, al cumplimiento de objetivos específicos para el desarrollo de habilidades relacionadas con todos los espacios curriculares, y a una formación en valores que incluya el respeto, el compromiso con la tarea asignada, la cooperación y la participación en los diferentes ámbitos donde se desempeñe.

Niños que seguro recordarán por siempre su paso por esta escuela.

El perfil de un alumno que se plantee expectativas de cambios, que generen mejoras constantes; y que vaya trabajando en su proyecto de vida, para lo cual la alfabetización, las operaciones matemáticas, el análisis de los sucesos históricos, la concientización sobre el cuidado del medio ambiente, la creatividad que emana de las materias del área artística, se constituyen en guía y sustento durante todas las etapas del ciclo escolar.

Una naturaleza que siempre acompaña

Es fundamental tener en cuenta que debido a que los niños se encuentran en contacto constante con la naturaleza, la docente planifica actividades relacionadas con ese vínculo y aprovecha, en ese sentido, todo el material que de ella puede rescatar, en cuanto al clima, la vegetación, la cría de animales, etc.

También tiene a su cargo las materias especiales, Educación Plástica, Educación Musical, Educación Tecnológica y Educación Física, ya que por el reducido número de alumnos no se designan profesores especializados en esas áreas.

“Ser maestra es ejercer un ministerio nobilísimo. Ser maestra rural es otra cosa. Es respirar el sentimiento de Patria cada mañana. Es participar en la siembra del saber allí donde solo el docente es capaz de hacerlo…”
 
(Amalia Celia Troncoso de Scatena)

Vocación y compromiso se fusionan en la persona de Silvia para llevar adelante la noble misión de enseñar, de brindar a los niños de la colonia las herramientas necesarias para el desarrollo de sus potencialidades, para que puedan forjar con dignidad su futuro y se conviertan en personas de bien, para su vida y la de la sociedad en la que participen.

Acto del 09 de Julio del presente ciclo lectivo 2023, en el que la comunidad educativa conmemoró la Declaración de la Independencia.

Material didáctico, color, luminosidad

Respecto del edificio escolar, pintoresco y luminoso. El aula, con mucho material didáctico, libros, láminas, mapas, afiches, útiles escolares; y un clima comunicativo, cordial, alegre. El patio, soleado, colorido, en constante armonía con una naturaleza que acompaña y que suma toda su serenidad y su verdor; y ofrece a los niños la posibilidad de permanente contacto con todo lo que ese paisaje conlleva, por un lado; y con producciones pictóricas de aves, flores, esquemas de juegos infantiles, por otro.

Y erguida, firme, soberbia, flamea la enseña nacional, con un celeste y blanco en consonancia con un cielo diáfano y una nube que levemente se desplaza.

POEMA AL MAESTRO

Educar es lo mismo

que poner un motor a una barca

Hay que medir, pesar, equilibrar…

… y poner todo en marcha.

Pero para eso,

Uno tiene que llevar en el alma

Un poco de marino, un poco de pirata…

Un poco de poeta…

Y un kilo y medio de paciencia concentrada

Pero es consolador soñar mientras uno trabaja,

Que esa barca, ese niño,

Irá muy lejos por el agua.

Soñar que ese navío

Llevará nuestra carga de palabras

Hacia pueblos distantes, hacia islas lejanas.

Soñar que cuando un día

Esté durmiendo nuestra propia barca,

En barcos nuevos seguirá nuestra bandera enarbolada.

Gabriel Celaya

Si bien la escuela no escapa a determinados obstáculos que se presentan en la ruralidad, principalmente a raíz de las inclemencias del tiempo, pudimos comprobar que las maestras, de forma constante y consciente, orientan, estimulan, comparten, acompañan, en síntesis, realizan con dedicación y empeño una de las más hermosas tareas humanas: Enseñar.

Texto y fotografía: Nélida Claudina Delfín