Categorías

3 de diciembre de 2022

revistaalmas.com

Lee desde otra perspectiva

Convertir el agua en vino, el mensaje de riqueza que muchos no entendieron.

El hombre que conoce el funcionamiento de la mente subconsciente nunca está preocupado por la situación económica, el pánico del mercado de valores o la devaluación o la inflación de la moneda. Convertir el agua en vino, cuya interpretación se desarrolla a continuación, implica mostrar a los seres humanos el poder que tienen cada uno en su interior y que puede hacer posible que aquello que se piensa se transforme en realidad. En otras palabras, cuando unimos el entorno a lo que tenemos incorporado como sentimientos, pensamientos y emociones lo convertimos en una realidad distinta y exclusivamente nuestra (Lo que cada uno ve en la realidad). Y esto se puede concretar porque todo aquello que está en nuestro interior será lo que guíe y determine cada decisión y cada elección en todo momento de nuestra vida. De este modo muy poco o nada quedaría como producto de azar.

Convertir los pensamientos es cambiar la realidad

El doctor en Filosofía y Religión, y escritor de alrededor de 30 libros, Joseph Murphy hace una interpretación muy interesante sobre la expresión de “Convertir el agua en vino” en uno de sus libros.  En un principio toma la expresión bíblica “Y al tercer día hiciéronse unas bodas en Canáá de Galilea ; y estaba allí la madre de Jesús “ . dice que Galilea significa tu mente o consciencia y Caná, tu deseo. La boda es sólo mental:  la encarnación subjetiva de tu deseo. Toda la belleza de la historia de la plegaria es psicológica, y en dicha historia todos los personajes son estados mentales, sensaciones e ideas que habitan dentro de ti. Explica que uno de los significados de Jesús es el que corresponde a la razón iluminada y que la madre de Jesús significa el sentimiento, la predisposición o las emociones que nos poseen. En el pasaje bíblico se puede leer “Y fue también llamado Jesús y sus discípulos a las bodas”.  Estos discípulos-relaciona- son tus poderes internos y las facultades que te permiten llevar a la realidad tus deseos.

Jesús dejó enseñanzas que pueden cambiar la realidad de cada persona que las aplique en su vida diaria.

En relación con la descripción en la Biblia “Y faltando el vino, la madre de Jesús le dijo: Vino no tienen” Murphy entiende que el vino representa la respuesta a la plegaria o la manifestación de tu deseo y tus ideas en la vida. De aquí que la expresión “No hay vino”, que antiguamente se usaba para expresar la situación de pobreza, significa que la persona no está viendo todas las posibilidades que tiene, no potencia el deseo para que se generen las ideas, solo ve una parte plagada de carencias y lleva en la mente pensamientos con esa relación. Pero si buscara los deseos y los transformara en ideas para impregnar su mente con ellas lograría la transformación de su propia realidad. Esta es una historia que se desarrolla diariamente con los que no encuentran posibilidades. Cuando deseas lograr algo, como encontrar trabajo, sustento y una salida a tus problemas, te aparecen alusiones a la carencia, tales como :<< No hay esperanza. Todo está perdido. No lo puedo lograr, es irremediable>>. Ésa es la voz del mundo exterior, la que habla es tu sensación de carencia, limitación o esclavitud.

«Cual es su pensamiento en su alma, tal es él»

Por lo pronto, estás conociendo las leyes de la mente, que son las siguientes: “De la misma forma en que pienso y siento en mi interior, así es mi mundo exterior; es decir, mi cuerpo, finanzas, medio ambiente, posición social y todas las facetas de mi relación externa con el mundo y los hombres”. Tus imágenes y movimientos mentales internos gobiernan, controlan y dirigen el plano externo de tu vida. La Biblia dice : “Cual es su pensamiento en su alma, tal es él”. Alma es una palabra caldea que significa mente subconsciente. El pensamiento y el sentimiento son tu destino. El pensamiento cargado con sentimiento e interés siempre se vuelve subjetivo y se manifiesta en tu mundo. La plegaria es un matrimonio del pensamiento y la emoción; o de tu idea y tu emoción; es esto lo que el banquete de bodas hace que se relacione. Cualquier idea o deseo de la mente que se sienta como verdadero, llegará a ocurrir, ya sea bueno, malo o indiferente. Conocer ahora la ley, de que aquello que imagines y sientas en tu mente lo expresarás, manifestarás o experimentarás en el mundo exterior, te permite comenzar a disciplinar dicha mente. Cuando las alusiones a la carencia, el miedo, la duda o la desesperanza (vino no tienen) aparezcan en tu cabeza, recházalas de forma inmediata enfocando la atención mental en la respuesta a tu plegaria o el cumplimiento de tu deseo.

En las religiones antiguas el vino simboliza la unión de lo terrestre y lo espiritual. La expresión, autoría de Cayo Plinio Cecilio Segundo, mejor conocido como Plinio “el Viejo”, es in vino veritas, in aqua sanitas, que significa ‘en el vino está la verdad, en el agua la salud’; hace referencia a que en el estado de embriaguez surgen las verdades del subconsciente, pero también la claridad con la que se ve la realidad desde ese lugar.