Categorías

18 de junio de 2024

revistaalmas.com

Lee desde otra perspectiva

Nuevos desafíos en la pintura de Nely Delaloye

“Entender cómo se puede hablar de inclusión desde el arte”
Nely Delaloye junto a su equipo de Arte Inclusivo, Celina Duarte y Florencia Mauro. Con ellas, Camila Rizzo Avellaneda, joven artista musical, que acompañó en la jornada inaugural de la muestra el 09 de mayo de 2024 en Museo “Salto Grande”.

Una tarde gris que no opacó un gratísimo encuentro con Nely Delaloye, esta destacada artista, hija adoptiva de Concordia, con quien siempre es placentero dialogar, por el ímpetu y la firmeza puestos de manifiesto en cada palabra que transmite; porque sigue su trayecto a través de nuevos desafíos, con creatividad y compromiso, con calidad y calidez; porque en cada gesto pone en práctica valores humanos con los que ha crecido y se desempeña, como lo es en este caso la empatía, que le permite comprender que muchas personas quisieran disfrutar del arte, pero no siempre pueden hacerlo. Para la artista, solo se trata de analizar estrategias factibles, alternativas para que ellas puedan deleitarse ante una obra de arte.

“Concretar esta utopía parecía tan difícil, pero solo se trataba de esperar el momento adecuado…”, palabras de Nely Delaloye en la instancia de presentación de la muestra inclusiva.

“Compartir el arte es una satisfacción, casi una necesidad…”

Arte inclusivo, una magnífica posibilidad para que todos puedan gozar de una producción artística.

Durante la primera charla que mantuvimos con la pintora, nos había mencionado a Celina Duarte, una joven exalumna, no vidente, hoy Licenciada en Relaciones Públicas, que lleva a cabo en nuestra ciudad diversas actividades de escritura en Braille. En esa oportunidad nos manifestaba Nely que alguna vez se había planteado cómo podría Celina sentir su producción pictórica. Y surgió el método de incrustaciones de distintos materiales para alcanzar ese objetivo.

“Celina palpa un cuadro y descubre palabras…”

Plenitud en el rostro de cada persona, compositores y receptores, que hoy puede participar en el proceso creativo, gracias al Proyecto de Arte Inclusivo.

Así, la búsqueda permanente de nuevas técnicas la llevó a esa forma diferente de conexión con la pintura, a través de texturas, textiles y plásticas, de manera tal que por medio del tacto una persona pueda percibir sensaciones, asignar un sentido a la obra y, en consecuencia, el alma se dignifica. Obras hápticas, un nuevo logro en el inquieto peregrinar de esta excelente artista.

“Tomamos aquello que nos resulta sagrado, los sueños que nos impulsan a diario…”

Entre el material textil elegido para introducir en los cuadros –nos cuenta Nely-  aparecieron restos del vestido de novia de su mamá, tules del tutú de Clarisa –su hija, gran sostén en su carrera, junto a su hijo Fernando-, un pedazo de gasa del manto de una de las prácticas holísticas de Florencia Mauro. Y quienes la conocemos, podemos inferir que han sido todos estos elementos cuidadosamente incluidos, por tratarse de piezas muy caras a sus afectos, con una pincelada de nostalgia, que sabemos colma infinitamente su alma. “Los recuerdos que bordaron el tiempo, el susurro de algún dejavu…”, expresaba con un dejo de emotividad la artista.

Un recorrido que se inicia en el Museo “Salto Grande”

“La luz de Celina, y la magia de Florencia” cautivaron a Nely y fueron el motor que impulsó la creación de estas obras de Arte Inclusivo.

De este modo, surge el Proyecto de Muestra de Arte Inclusivo. Se trata de una exposición itinerante, que consta de diez obras de la autoría de Nely Delaloye, cuadros con ese estilo tan peculiar de arte abstracto que ella desarrolla; acompañados por frases reflexivas tomadas de “El Principito”, la obra magistral del escritor francés Antoine de Saint Exupéry, en Braille, a cargo de Celina Duarte, por un lado; y en sistema alfabético latino, en tamaño aumentado, por otro. Como fondo se suma una música holística, con el sonido exquisito de cuencos tibetanos, que conduce a una experiencia multisensorial, es decir, con la intervención de más de uno de los cinco sentidos del ser humano, que interpreta Florencia Mauro, Terapeuta Holística y Profesora de Yoga.

Parque San Carlos, Monumento a “El Principito”, protagonista de la célebre obra de Antoine de Saint Exupéry, el aviador francés que debió realizar una parada forzosa por desperfectos en su aeronave en la zona del Palacio San Carlos, construcción que apreciamos en la imagen.

En síntesis, una muestra que se planificó como equipo, con el significativo aporte de las tres integrantes que la conforman.

Aclaramos que los subtítulos entrecomillados constituyen expresiones de Nely Delaloye durante el evento inaugural de la exposición.

A partir de esta instancia, compartimos fotografías de los cuadros que integran la muestra, que se encuentra en el Museo “Salto Grande”, junto a las expresiones tomadas de “El Principito”.

“Mi dibujo no fue un fracaso. Simplemente, mi flor aún no había florecido”. (“El Principito”).

“Aquí les entregamos un trocito de nuestro corazón…”

Lleva como título “Lo esencial es invisible a los ojos”, una reflexión por muchos conocida, que inmediatamente nos remite a esa maravilla de la literatura que es “El Principito”. Son muchas las enseñanzas que nos regala este libro, que han sido seleccionadas por las autoras del proyecto; sin embargo, no dudaron ellas en definir cuál sería la que le daría el nombre. Además, existen indicios de que esta obra literaria pudo haber sido inspirada en este bello lugar.

“Solo se ve bien con el corazón. Lo esencial es invisible a los ojos”. (“El Principito”).

Además de todo lo que la expresión encierra, no olvidemos que en esta última etapa formativa, Nely Delaloye se conecta con la Escuela de Esencialismo, que propone al artista dejarse llevar por los impulsos, por la intuición, por ese presentimiento que es “invisible a los ojos”. Coincidentemente, en el recuerdo de Celina estaba en primer lugar la mencionada frase; posteriormente seleccionó ella una frase para cada cuadro.

“Caminando en línea recta no puede uno llegar muy lejos”. (“El Principito”).

“La magia que hace vibrar los colores más escondidos…”

La muestra se completa con la presentación de algunos cuadros con contraste de colores, con tonalidades intensas, con el fin de que personas con determinada disminución visual puedan percibirlos mejor.

Contraste de tonos para su mejor observación.

Un acompañamiento desde una magnifíca interpretación musical

La joven Camila Rizzo Avellaneda, reconocida cantante concordiense, que había participado en el concurso “Barrios con Talento”, organizado por la Delegación Argentina de la Comisión Técnica Mixta de Salto Grande, acompañó con su dulce voz la velada inaugural.

Camila Rizzo Avellaneda, con 16 años, en 2020 fue la segunda artista más votada en el Concurso “Barrios con Talento”, organizado por CTM Salto Grande. Había expresado en ese momento su deseo de capacitarse y crecer en su carrera musical.

Un receptor protagonista

Las obras exhibidas no llevan nombre -nos aclara Nely Delaloye- para evitar condicionamientos en la mirada del receptor, quien buscará y le asignará un sentido de acuerdo con su subjetividad, y ahí se completa el proceso creativo. Es esta la concepción de teorías de la recepción en el arte, a las que adhiere la artista con claridad y convicción.

“Para ver claro, basta con cambiar la dirección de la mirada”. (“El Principito”).

Merecidos reconocimientos

Con enorme satisfacción, Nely nos manifiesta que la jornada inaugural de la muestra, que se efectuó el 09 de mayo pasado, captó la atención de mucha gente que entendió la idea de inclusión. Acompañaron miembros de la Represa Salto Grande y de entidades gubernamentales.

.

“La Perfección se consigue no cuando no hay nada que añadir, sino cuando no hay nada más por quitar”. (“El Principito”).

También nos refiere Nely que la Honorable Cámara de Diputados de la Provincia de Entre Ríos declara De Interés esta Muestra de Arte Inclusivo, decisión que consta en el Proyecto de Declaración que lleva la firma de la Diputada Carola Laner, quien se hizo presente en la inauguración.

“Lo que embellece el desierto es que esconde un pozo en alguna parte”. (“El Principito”).

Una actitud digna de resaltar

Cabe destacar que la totalidad de cuadros hápticos será parte de este museo, dada la generosidad de Nely Delaloye que los ha entregado en carácter de donación. Un gesto que enaltece su persona, y nos ayuda a entender el verdadero sentido de “inclusión”, cuando ante determinadas dificultades, se buscan estrategias que brinden circunstancias oportunas a quienes tienen interés y entusiasmo por concretar algo, en este caso, el gozo ante una obra de arte.

“Eres el dueño de tu vida y de tus emociones, nunca lo olvides. Para bien y para mal”. (“El Principito”).

Un camino sin atajos ni interrupciones

Un brillo muy particular descubrimos en la expresión de Nely Delaloye, ya sea a través de la palabra, de la pintura, o de sus actitudes humanas.

Con el mismo énfasis con que toma el pincel, los óleos y el atril, toma la palabra y nos regala miles de partecitas de un riquísimo anecdotario relacionado con su biografía.

“Fue el tiempo que pasaste con tu rosa lo que la hizo tan importante”. (“El Principito”).

Y así descubrimos que aquella niña dibujante dio paso a una adolescente con nuevos rumbos, que optó por los números y por la tecnología; por vocación luego se hizo docente. Fue una apasionada del arte, siempre, pero debieron pasar varios años hasta que pudo lograr su dedicación exclusiva.

Textos y fotografías: Prof. Nélida Claudina Delfin