Categorías

3 de diciembre de 2022

revistaalmas.com

Lee desde otra perspectiva

Carlos Cordaro: Cómo el instante de pintar se convierte en un placer.

Dijo alguna vez Pablo Picasso "La inspiración existe, pero tiene que encontrarte trabajando." En esta oportunidad entrevistamos al pintor concordiense, Carlos Cordaro, quien no solo nos abrió las puertas de su casa para que conozcamos el trabajo diario que realiza en su taller, sino que además nos contó cómo es el proceso creativo de sus obras de arte.

Así comienza nuestro diálogo con Carlos Cordaro, quien conecta sus primeras producciones con  gratos recuerdos de su escuela primaria:

-El dibujo me gustó desde chico. Fue en la escuela primaria, en la Escuela 44 “Mariano Moreno, la primera vez que me sentí pintor, a la edad de 11 años nos invitó la maestra de Plástica a decorar los amplios muros de la escuela, y yo me decidí por hacer el gaucho Martín Fierro con su caballo y guitarra, me gustó tanto que creo que ahí fue donde sentí que pintar y dibujar era lo que más me gustaba. Siempre fui el típico alumno al que le encargaban hacer las láminas o el decorado para el acto escolar.

Exposición en el museo de Salto Grande desde el 27 de octubre hasta el 27 de noviembre de 2022.

¿Quién te inspiró a convertirte en pintor?

-Con mi padre, Juan Carlos Cordaro, dibujante de profesión y muy «sabedor» del arte, de pintores, me hizo «picar el bichito». Me acuerdo que tenía una colección muy completa de arte argentino en fascículos, que me encantaba leer y mirar; pasaba gran parte del día en su mesa de dibujo, las de antes, mirando cómo trabajaba. Él dibujaba las publicidades para el diario local a plumín y pegaba las letras una por una, no existía la computadora.

Y cursé el secundario en la Escuela Técnica N° 1, donde me fue de gran provecho, ya que tenía muchas materias relacionadas con dibujo técnico, perspectivas, vistas, etc., que hoy a la distancia me doy cuenta de lo importante que fue haber asimilado esos aprendizajes.

¿Cuánta importancia crees que tienen los docentes en alimentar el talento de los niños?

-Los docentes tienen mucha importancia, porque son los que están en contacto directo con los chicos y pueden ver qué facilidades tienen. Y si sabe el docente orientarlo, puede hacer crecer esa creatividad innata, que se da cuenta que el chico posee, lo estimula y lo incentiva a seguir.

¿Qué artistas han sido la mayor influencia en tu pintura? ¿Hay algún escritor?

-Los pintores que me influenciaron fueron muchos extranjeros, los impresionistas franceses, Monet, Van Goth, Renoir, Pizarro. Y acá en la Argentina, los precursores en el paisaje fueron Eduardo Sívori, Fernando Fader, Quinquela Martín, todos esos pintores me gustaron siempre mucho.

¿Cómo es el proceso creativo?

-Yo tengo la forma de trabajar de que voy pintando varios cuadros a la vez, o sea, cuando entro al taller por las mañanas, miro los cuadros que tengo empezados, y por ahí hay un cuadro que más o menos veo cómo puedo llegar a continuarlo y elijo ese cuadro para trabajar esa mañana, y así. O sea, a veces los cuadros se terminan en el día, de un solo tirón, y otras, llevan varias sesiones, varios, días, meses inclusive, uno queda como  estancado, ve que no le puede encontrar la vuelta y lo relega, lo deja escondido por ahí, por un tiempo, y después lo retoma. Y así de a poco se van terminando los cuadros y se van volviendo a empezar otros.

¿Cuál es el momento del proceso en el que sos más feliz?

-En el comienzo del cuadro a veces es un poco una incertidumbre. En mi caso hay veces que me propongo hacer algo arrancando con la tela en blanco, sin saber a dónde llegar. Y esa primera etapa es un poco caótica, o como que uno está a la deriva, con esa incertidumbre sobre si uno podrá encaminar el cuadro. Y una vez que uno logra ver que el cuadro comienza a tomar su forma y uno se va tranquilizando, ese momento es lindo, porque ahí uno empieza a encontrar el color exacto, el color que necesitaba ese cuadro y como que todo fluye y en ese instante pintar se convierte en un placer.

¿Existe en mente algún nuevo proyecto o algún giro en tu trabajo?

-Y siempre hay proyectos nuevos, siempre dentro del paisaje voy buscando cosas nuevas, paisajes nuevos. Me gustaría, que ya lo he empezado a hacer, pintar cuadros grandes, como los que están expuestos en el Museo “Salto “Grande”, de 1,20 x 1,20. La idea es ir pintando obras cada vez más grandes.

¿Cuál fue tu primera exposición, seguramente inolvidable?

-Fue en Concordia, en la Plaza 25 de Mayo, en una Feria de Semana Santa, con una concurrencia enorme de gente. Fue ante la insistencia de mi hermano y amigos que me animaron, y la considero como la primera, porque fue la primera vez que mostré mis trabajos en público. Ahí tuvieron muy buena aceptación, a tal punto que vendí todos en un par de horas, lo que me animó a proseguir. En ese tiempo pintaba unas tablitas del tamaño de una mano; luego vinieron más grandes y otros entornos, pero esta de la plaza no la olvidaré jamás.

«La quinta». Obra que obtuvo el PRIMER PREMIO otorgado por el Banco de Galicia.

Sabemos que organizás seminarios de pintura, abiertos para todo público. ¿Qué nos podés decir al respecto? ¿Por qué medios efectuás la convocatoria?

Las personas vienen a pintar y los seminarios no son muy estructurados, en el sentido de que les voy exigiendo que vayan paso a paso, sino a veces les muestro un cuadro mío, o alguna fotografía, y en base a eso ellos empiezan a pintar. Les enseño algunas técnicas, cómo hacer los cielos, cómo arrancar con los colores complementarios, para que el cuadro refleje bien la luz, para que tenga contrastes de luces y sombras; y yo los voy ayudando cuando por ahí se encuentran ante la dificultad de que no saben cómo seguir, los voy guiando, hasta que van encontrando cada uno su propio cuadro, y se van muy contentos. Todos se llevan su obra finalizada. Los seminarios incluyen todos los materiales, solo deben traer los pinceles.

Y así es la metodología, no imponerles nada. Aparte, para pintar un cuadro no hay un solo camino, se puede empezar por la tierra, se puede empezar por el cielo, se puede empezar por los colores oscuros, se puede empezar por los colores claros, de un montón de formas. Más o menos yo les voy explicando mi experiencia. Pueden concurrir principiantes o personas con experiencia. Y efectúo la convocatoria a través de mis redes sociales.