Categorías

24 de mayo de 2024

revistaalmas.com

Lee desde otra perspectiva

El amor del alma de Jesús, María Magdalena, anuncia su Resurrección.

María Magdalena fue denominada “apóstola entre los apóstoles” porque fue la primera en anunciar la Resurrección a los demás apóstoles de Jesús, y “evangelista”, como portadora de la Buena Nueva.

La mujer que estuvo antes, durante y después de la crucifixión de Cristo, también fue primera en anunciar la Resurrección a los demás apóstoles de Jesús.  María Magdalena, nombrada también como la “penitente”, nació en Magdala, un pueblo de pescadores en el Lago de Tiberíades, por este origen se la llamaba María de Magdala. Se cree que el apodo de “Magdalena” se le dio después, tanto por su procedencia como en reconocimiento a la lealtad con que permaneció al lado de Jesús hasta el final.  El nombre Magdalena deriva del hebreo magdal, que significa “Torre”.

Alejandro Bekes nació en Santa Fe en 1959, actualmente vive en Concordia, Entre Ríos, Rca. Argentina. El poema se encuentra en el libro El hombre ausente, dentro de un poemario escrito entre 1992 y 2000.

María Magdalena, la divina compañera de Jesús.

Se dice que María Magdalena comenzó a seguir a Jesús después de que Él la liberó de “siete demonios”. Como muestra de gratitud por haberla salvado, María Magdalena ayudaba a Jesús con sus bienes, al igual que otras dos mujeres: 

“Lo acompañaban los Doce y algunas mujeres a quienes había liberado de espíritus malignos y de otras enfermedades: María, llamada Magdalena, de la que Jesús había hecho salir siete demonios; Juana, la mujer de Cusa, administrador de Herodes; Susana y muchas otras. Todas ellas ayudaban con sus propios recursos a Jesús y sus discípulos” (Lucas 8,2-3).