Categorías

24 de mayo de 2024

revistaalmas.com

Lee desde otra perspectiva

Tecnicatura Superior en Enología y Fruticultura

Un proyecto académico que beneficia a La Criolla y a la región noreste de la provincia de Entre Ríos.
El ingreso a una localidad en constante crecimiento, que aprovecha sus recursos, con habitantes comprometidos en cada proyecto que asumen.

La Tecnicatura Superior en Enología y Fruticultura se crea por resolución del Consejo General de Educación de la Provincia de Entre Ríos, en el marco de la Educación Técnico Profesional, cuyo objetivo es orientar trayectorias formativas para el manejo de conocimientos que permitan la incorporación del técnico en el ámbito profesional y en el mundo laboral, y su desempeño en propuestas de emprendimientos en las áreas respectivas.

La provincia de Entre Ríos es una de las principales productoras citrícolas del país.

Dónde se estudia esta Tecnicatura

Se dicta esta carrera en la localidad de La Criolla, que dista unos 20 km aproximadamente de la ciudad cabecera del departamento Concordia al que pertenece, en el edificio escolar de la Escuela Secundaria N° 5 “Salto Grande”, como extensión áulica del Instituto Técnico Superior de la mencionada ciudad. Es este el tercer lugar de la provincia de Entre Ríos que presenta esta carrera; además de las ya existentes en las ciudades de Villa Elisa y Victoria. La modalidad comprende un 70 % de actividades presenciales y un 30 % de actividades virtuales.

Edificio de la Escuela Secundaria N° 5 “Salto Grande”, donde se dicta la flamante Tecnicatura Superior en Enología y Fruticultura.

Coordina este trayecto la Lic. Fabiana Almirón, docente de eximia trayectoria en todos los niveles del sistema. Acompaña desde su gestión esta etapa formativa de estudiantes que residen en la localidad de La Criolla, en Colonia San Bonifacio (a 5 km del lugar), y en Colonia Ayuí (a 10 km, aproximadamente).

La Coordinadora de la carrera, Lic. Fabiana Almirón, junto a la Prof. Cristina Biasizo, responsable de los espacios curriculares Problemáticas Socio-culturales Contextualizadas y Derechos Humanos.

Asisten actualmente 26 personas. Por la ubicación de la institución, beneficia también a personas de Los Charrúas, Osvaldo Magnasco, Colonia Roca, comunidades cercanas a la Escuela “Salto Grande”.

Nos cuenta la Prof. Almirón que se trata de un espacio académico rural, para que las personas tengan la posibilidad de formarse en gestión, organización, ejecución y supervisión de los procesos productivos en el área de la fruticultura y la vitivinicultura. Justifica esta decisión el hecho de que la actividad vitivinícola retorna a la provincia, con mucho vigor, y se consolida tanto con la plantación de viñedos como con la elaboración de vinos.

Un vino exitoso depende, en gran medida, de la atención que se brinda a cada etapa del proceso del ciclo de la vid.
(Gentileza de Finca “Fénix”, La Criolla.)

Como consecuencia, la actividad frutícola demanda también recursos humanos preparados para las diferentes etapas de la producción de especies de la zona que, además de la vid, dispone de arándano, citrus, nuez “Pecán” y durazno. Podemos concluir que estamos ante un potencial enorme para la producción y comercialización de frutos diversos, que contribuirán con la economía regional y provincial.

Nuez “Pecán”: el árbol alcanza una altura de 30 m y llega a una edad superior a los 100 años, produciendo en ese momento más de 100 Kg. de nueces por planta.

Con qué habilidades egresa el Técnico Superior

En cuanto al alcance del perfil profesional, en el área de enología, el técnico podrá:

Organizar la cosecha para garantizar calidad y cantidad de materia prima, según el producto final.

-Controlar las fases del proceso de vinificación, por medio de la observación de criterios técnicos y normativa legal.

Gestionar la promoción para la comercialización y participar en las catas y en su puesta en el mercado.

-Asistir en análisis físicos, químicos y microbiológicos.

Controlar la emisión de contaminantes, dada la presencia de residuos industriales.

Primera cohorte de la tecnicatura, 26 personas que apuestan a la continuidad de sus estudios, los cuales responden a demandas de formación académica en rubros significativos para la región.

Además, el técnico será competente en la producción, relevamiento y sistematización de información relacionada con los procesos frutícolas y vitivinícolas. Podrá tener a cargo personal en cualquier área de trabajo dentro del proceso productivo. Conformar equipo de trabajo, o emprender y operar de forma autónoma, con proyectos propios o de terceros.

Las asignaturas que se cursan

Un Plan de Estudios de tres años para una propuesta formativa en el marco de un entorno productivo. 

Dentro de la trayectoria formativa, los itinerarios son los siguientes:

Producción agrícola frutícola y vitivinícola.

-Operaciones de empaque, almacenamiento, transporte y comercialización de los productos.

-Control de calidad, conservación y envasados de vinos y productos asociados.

-Actividades de laboratorio.

-Gestión y desarrollo de emprendimientos productivos en fruticultura y vitivinicultura.

Arándano,  baya de forma esférica, color azul, rojo o negro en su madurez según la especie. La epidermis del fruto está cubierta de secreciones cerosas.

Nos refiere la Prof. Almirón que, en el marco de Prácticas Profesionalizantes, se han planificado cuatro salidas para los estudiantes, con propuestas interdisciplinarias que permiten la participación de varios espacios curriculares. En primer año, el propósito es que ellos conozcan qué actividades concretas se realizan en la zona, por lo que se han programado visitas a empresas arandaneras, viñedos, viveros cítricos y de elaboración de jugos cítricos. Los alumnos elaboran un boletín, a partir de lo que se planifica, se experimenta y se concluye en estas tareas.

La Prof. Fabiana Almirón, junto a la Prof. Soledad González, quien dicta la cátedra Matemática y Estadística Aplicada.

En cuanto a las expectativas que la carrera ha generado, nos manifiesta Fabiana Almirón, con mucho entusiasmo, que se van cumpliendo de acuerdo con lo planificado; y que hay un relevamiento en marcha, que consigna un número aproximado de 50 interesados en la tecnicatura, lo cual amerita la solicitud de una nueva cohorte para el próximo ciclo lectivo.

La articulación con las instituciones de nivel medio

La institución lleva a cabo un proyecto de articulación con escuelas de nivel medio de la zona, a través de encuentros con estudiantes del último curso, con el objetivo de informarles aspectos relacionados con esta oferta académica, atender sus inquietudes, y que ellos puedan considerarla una opción para sus estudios superiores.

Por Ley Provincial Nº 9646, promulgada el 15 de septiembre de 2005, La Criolla fue declarada “Capital Provincial del Arándano”

Cuenta la carrera con un grupo de alumnos muy comprometidos con ella, por un lado; se encuentra en el umbral de la apertura de un nuevo primer año, por otro. El equipo docente está conforme con lo efectuado hasta hoy. Si sumamos estas primeras apreciaciones, entendemos que el trayecto atraviesa esta etapa satisfactoriamente y suponemos que con la misma convicción seguirá su rumbo hasta alcanzar los logros de quienes la han planificado y de quienes trabajan constantemente para hacerla viable. Logros académicos, culturales, laborales, sociales, que se traducen en el progreso de cada persona que conforma la institución, de los miembros de la comunidad de La Criolla y de la región, y de las empresas que se dedican a la vitivinicultura y a la fruticultura.

Un especial agradecimiento a la Coordinadora de la Tecnicatura, Lic. Fabiana Almirón, docentes y alumnos de la carrera, por su atención y disponibilidad para que podamos realizar esta nota; como así también al personal de la Escuela N° 5 “Salto Grande”, por su atención y recibimiento.

Textos y fotografías: Prof. Nélida Claudina Delfin.