Categorías

26 de septiembre de 2022

revistaalmas.com

Lee desde otra perspectiva

Me gustaría dedicarme a la política; mejorar la educación, la economía y la seguridad

Dice Ortega y Gasset en su libro: El tema de nuestro tiempo, que “cada generación tiene su vocación propia, su histórica misión. Se cierne sobre ella el severo imperativo de desarrollar esos gérmenes interiores”. Para conocerlos, revistaalmas.com entrevistó a algunos jóvenes para conocer sus pensamientos y vocaciones. En esta ocasión dialogamos con Santino.

Santino Martínez, estudiante del colegio NEA, electo por sus compañeros para representarlos en esta fiesta de los estudiantes en la competencia por el reinado, considera que en su vida cotidiana lo que más lo motiva es su familia. Cree que ellos son el motor fundamental y necesario para seguir adelante. Le agrada compartir momentos con su hermanita de 7 años, su mamá y su papá del corazón.

¿Qué otra actividad te motiva?

 Me motiva estudiar. Creo que es como entrar al paraíso porque sin conocimientos ni habilidades no hay oportunidades. Sin un título, sin un estudio previo, es imposible ampliar horizontes y tener un proyecto a futuro, no se puede soñar con el progreso económico si no tenemos los conocimientos necesarios.

Si tuvieras una misión que para llevarla a cabo fueran necesarias la inteligencia, el valor y confianza ¿a quiénes elegirías para que te acompañen?

Elegiría a mi mamá que me transfirió todos los valores que tengo hoy: el respeto, la empatía, el compañerismo, la solidaridad y muchos otros; y por todas las enseñanzas que me brindó. A la segunda persona que elegiría es a mi prima Oriana, porque tiene la capacidad y la inteligencia suficiente para estar al frente de cualquier situación que se presente. Para mí es una genia y, más que mi prima, la quiero como a una hermana. Y a mi padrastro Martín, porque es una persona que me brindó todo durante mi vida. Es en quien deposito día a día mi fe y mi confianza.

¿Cuál es el recuerdo o los recuerdos felices de tu infancia?

Cuando era chiquito, en vacaciones nos juntábamos con mis primos, incluso venía mi prima de Buenos Aires, y todos pasábamos en la casa de mis abuelos. Para nosotros era el punto de encuentro más significativo, era donde nos sentíamos felices y queridos. Lo más triste de mi vida fue perderlos a ellos. Murieron muy jóvenes, mi abuela tenía 57 y mi abuelo 60.

¿Y quiénes fueron indispensables en tu vida?

Las personas que fueron indispensables en mi infancia fueron mi mamá y mi abuela. A los 5 años sufrí la separación de mis padres y ellas fueron las que siempre estuvieron ahí apoyándome. Sé que, desde donde esté hoy, mi abuela me sigue apoyando.

¿Cuál es tu talento?

Creo que mi talento es tener facilidad para aprender y me gusta mucho estudiar.

¿Qué vas a estudiar?

Seguramente alguna carrera relacionada con Economía, Microeconomía, Derecho, Relaciones Internacionales. Todas ellas tienen que ver con los temas que me gustan.

Una vez que te recibas ¿a qué te dedicarías?

Me interesa mucho la política. Creo que desde ahí se puede hacer bastante para cambiar la situación del país.

¿Qué cambiarías hoy en el mundo, en la ciudad o en el país?

Me gustaría mejorar la educación, la seguridad y cambiar la economía, porque pienso que este punto es muy importante para generar trabajo y, así, combatir el hambre y la pobreza.

¿Cómo se podría mejorar la economía?

Creo que se podría fomentar emprendimientos. Pero, primero es importante mejorar la educación para que todos los chicos puedan acceder a un establecimiento en condiciones.

¿Cómo ves la educación y qué aportarías?

Estuve observando que muchas instituciones educativas públicas no tienen lo justo y necesario para brindar clases, con esto me refiero a que no tienen el buen funcionamiento de baños, hasta incluso tienen problemas con el agua, entre otros problemas que hay que solucionar. También aportaría maestros con un buen sueldo, porque creo que es muy importante dentro de este ámbito, son las personas que nos tienen que enseñar para construir un país mejor.  Incluiría la enseñanza de un idioma desde la infancia para generar oportunidades de seguir abriendo puertas, y también por qué no, el implemento de la tecnología, pienso que es algo muy importante, como sabemos es el futuro de nuestra generación.

Hablaste también de la seguridad

Sí, me preocupa la inseguridad, es algo que nos compete a todos. Lamentablemente estamos pasando por tiempos difíciles donde vivimos con miedo de salir, donde salimos con lo justo y necesario por el temor de que nos roben. Inclusive, nos sucede estar en nuestra propia casa con miedo de que alguien entre a robar nuestras pertenencias. Por eso creo que es necesario invertir en seguridad.

Agradecimientos:

A Santino Martínez por la predisposición.

Fotografía: Paola Caputo.