Categorías

3 de diciembre de 2022

revistaalmas.com

Lee desde otra perspectiva

Un hermoso sueño hecho realidad: Que en todas partes los niños aprendan a tocar el piano

Cuando la siembra de la cultura es tan sólida, con tanto talento y hecha con tanta pasión, en cien años no hay tormentas que puedan derribar lo construido por aquellos inmigrantes visionarios.

Hubo un inmigrante italiano, Lorenzo Spena, que soñó con que muchos niños de todas partes de la Argentina, puedan aprender música y declamación. Y fue tan intenso su deseo que primero funda el Conservatorio Clementi de Música y Declamación en el año 1907, en Capital Federal. Años más tarde recorre el país buscando lugares y profesores de piano para que todos los niños de los lugares más recónditos puedan aprender a tocar un instrumento. Así llega a Concordia.

El fundador de los conservatorios Clementi, Lorenzo Spena

Lorenzo Spena y su esposa llegaron en 1901 desde Nápoles, Italia, y comenzaron, como muchos inmigrantes, a emprender desde su propia pasión por la música. El conservatorio, en principio, tenía como destinatarios a los más pequeños, y el mismo Spena no solo fue compositor de un variado repertorio, entre ellos temas infantiles, sino que además publicó libros para que lleguen a todos los conservatorios donde los maestros enseñaban a tocar el piano.

Lita Spena, su hija, quien continuó su pasión por la música para niños fue una de las primeras mujeres que compuso música folclórica en esa época. Germán Berdiales, escritor de literatura infantil, le proporcionó varios versos para sus creaciones. https://cvc.cervantes.es/el_rinconete/anteriores/octubre_04/15102004_02.htm

“Teniendo música tengo todo” es la frase de la mujer que a sus 99 años continúa tocando el piano.

En Concordia, Spena llegó a la casa de la Sra. Zelmira Amable de Tito y le propuso, en el año 1932, que funcione en su domicilio. A partir del 10 de abril de ese año hasta hoy, ha formado cientos de niños, jóvenes y adultos en el desarrollo del talento musical. Zelmira  tuvo una hija a quien le puso su mismo nombre y quien desde los 13 años empezó a dar clases de piano. Esta hija, Zelmira Tito de Agout, compuso valses, tangos, canciones infantiles y participó en innumerables festivales y eventos culturales. Hasta los 95 años fue directora del Conservatorio. “Fue profesional, dedicada y un sol de persona. Nos daba la merienda cuando íbamos a clases y pegaba en sus paredes todos los dibujos que le regalábamos. Mis mejores recuerdos de esta maravillosa mujer” escribió una exalumna sobre ella en las redes.

Hoy, a sus 99 años continúa tocando el piano, aunque ya no sigue en la dirección.  Hace unos años, por toda su trayectoria y dedicación, fue distinguida como Ciudadana Ilustre de la ciudad de Concordia.

  En Concordia el Conservatorio cumplió 90 años. Revistaalmas.com dialogó con su hija, hoy la directora, Ana María Agout.

¿Cuál cree que es el ingrediente que hace que un emprendimiento dure cien años y permanezca vigente?

El ingrediente es la vocación, la responsabilidad y el amor por la música.

¿Se enseñan a tocar otros instrumentos además del piano?

Además de piano se enseña guitarra, teclado y acordeón a piano.

¿Cuántos profesores tiene el conservatorio?

Somos tres. Julio Álvarez, Guitarra y Teoría y Solfeo; Rocío Luque, Teoría y Solfeo;

Y yo, Ana María Agout, enseño Piano.

Debajo, los grandes conciertos de guitarra y acordón a piano de los niños que pasaron por el conservatorio

¿Cuáles son las edades de la mayoría de los alumnos del conservatorio?

Asisten estudiantes de todas las edades, desde niños hasta personas mayores jubiladas.

Concierto en el Odeón por los 80 años del Conservatorio

¿Cuál es el principal objetivo que se propone el conservatorio para con los estudiantes?

El objetivo que se propone para los estudiantes es aprender a leer, a interpretar las partituras.

¿Hay alumnos que después del conservatorio desarrollaron una carrera como músicos?

Sí,  muchos de los alumnos que egresan siguen el Profesorado de Música, otros estudian armonía y composición. Hay quienes siguen estudiando en el Conservatorio Nacional de Buenos Aires.

La pandemia no interrumpió las clases.

El nombre del Conservatorio

Lleva el nombre de  Muzio Filippo Vincenzo Francesco Saverio Clementi quien fue pianista, compositor clásico, fabricante de pianos y editor musical italiano. Vivió entre 1752 y 1832, reconocido como el primero que escribió específicamente para piano.